¿Feminismo Nazi?


Ante las pintadas de"No al feminismo nazi" que podemos ver en algunos muros de Gran Canaria, (y de otras ciudades de España) y ante la posibilidad de que para muchos y muchas esto derive en confusión respecto al verdadero significado de la lucha feminista,  hemos decidido escribir un artículo que explique por qué el feminismo no significa nazismo.

El feminismo es un movimiento que reivindica la igualdad de ambos sexos: hombre y mujer, mujer y hombre, reivindica una sociedad en la que la diferencia no signifique exclusión, pues la diferencia no debe excluir a la igualdad en derechos. Podemos ser diferentes (en cuanto al sexo, en cuanto al género, en cuanto a la raza, en cuanto a la etnia, en cuanto a la orientación sexual, en cuanto a las capacidades, etc.) pero siempre iguales en derechos y en deberes. Existe una corriente de personas que opinan que el feminismo es nazismo, que las feministas deseamos que los hombres sean inferiores a las mujeres. NO, eso no es feminismo, es HEMBRISMO, movimiento MINORITARIO de mujeres que no desean igualdad sino superioridad frente al hombre. De este minoritario movimiento se valen algunos hombres, (que se resisten a aceptar la igualdad como forma de relación, y defienden la opresión de la mujer) para afirmar que el feminismo y la lucha por la igualdad es una corriente peligrosa que motiva a la destrucción y demonización de la figura masculina. Las feministas estamos en contra, y mostramos nuestra más profunda repulsa hacia estas actitudes injustas para con los hombres, pues al reivindicar igualdad la queremos tanto para la mujer como para el hombre.

Argumentan (como fundamento para la definición de feminismo nazi) las denuncias falsas de violencia de género y la existencia de un maltrato también hacia el hombre por parte de su pareja mujer. No negaremos que hay mujeres que denuncian falsamente y que hay mujeres que maltratan a sus parejas hombres, pero si negaremos que esta sea la tónica común y mayoritaria. Hablamos de un porcentaje insignificante (e igualmente repudiable), no obstante, el maltrato hacia la mujer se lleva perpetrando desde hace milenios y no sólo a un pequeño porcentaje sino a un gran porcentaje de mujeres. ¿Acaso las señoras feudales ostentaban el derecho de pernada para con sus siervos?, ¿Acaso las mujeres en el actual siglo XXI utilizan la violación sexual sistemática contra los hombres como arma de guerra?, ¿Acaso las mujeres causan 40, 50, 60, o más asesinatos en España por violencia de género hacia el hombre? ¿o por crimen pasional como es erróneamente calificado?, ¿Acaso la mayoría de personas prostituidas al servicio esclavizado de redes criminales de trata no son mujeres?, ¿Acaso el 99% de las denuncias por maltrato no son llevadas a cabo también por mujeres?, denuncias que son justificadas y confirmadas por profesionales de la medicina, de la psicología, jueces y juezas, etc. y no tod@s est@s profesionales están comprad@s (sería completamente inviable) como muchos justifican en su explicación de por qué el feminismo es nazi.

Estos son los términos de la discordia: FEMINISMO Y NAZISMO. Pues bien, ¿Qué dice la RAE sobre estos dos términos?
FEMINISMO: Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres
NAZISMO: Movimiento político y social del Tercer Reich alemán, de carácter pangermanista, fascista y antisemita

Podemos afirmar entonces que el feminismo no es nazismo, porque no busca el exterminio de ninguna raza, de ningún sexo, ni la soberanía de determinad@s individu@s sobre otr@s. El movimiento feminista, (no solo compuesto por mujeres sino también por hombres igualitarios) busca la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres, para que la mujer no tenga que estar al servicio ni a la sumisión del hombre, no sea considerada un objeto sino un sujeto con plenos derechos y deberes, exactamente los mismos derechos y deberes del hombre, caminando de la mano con respeto mutuo…eso es lo que quiere un@ verdader@ feminista.

Entradas populares de este blog

Escuela de Verano Violeta 2016

Taller “Diversidad Afectivo-Sexual”, de Gamá a MJGC

Formación “Voluntariado con perspectiva de género”, por Mararía