El final del cuento de hadas

[El Chojin] 
Sé que no le gusto a tus padres, pero ellos que saben, 
no eres tan pequeña y yo no soy tan grande, 
te he demostrado que te quiero durante este tiempo, 
acepta mi anillo, cásate conmigo. 

[Lydia]Es precioso, claro que acepto mi vida. 

[El Chojin]Oh Me haces tan feliz, sé que eres mía, 
estabas destinada a mí lo supe desde el primer día, 
abrázame, comparte mi alegría. 

Así comenzó el cuento de hadas, 
ramos de flores, bombones, paseos y dulces miradas, 
lo que opinen los demás no vale nada, 
un hombre bueno mantiene a una mujer enamorada, 
Los días pasan como en una fábula, 
vestidos de novia, lista de boda, planes, nueva casa, 
ella es la reina, ella es el ama, 
ella le ama, ella le aguanta... 

[Lydia] Quizás no deberías beber tanto... 

[El Chojin] ¿Me estas llamando borracho? 

[Lydia] No, no, claro 

[El Chojin] Pues cállate mujer ¿eh?, 
que yo sé bien lo que hago, 
anda sube al coche y borra esa cara de inmediato. 

[Lydia] Claro... 

[El Chojin] Ella y él se casan, 
el tiempo pasa, una llamada... 

[Lydia] Mamá, ¡estoy embarazada! 

[El Chojin] No hay mayor motivo para ser feliz que un niño, 
él lo celebra saliendo con sus amigos. 

[Lydia] Dónde has estado? Me tenias muy preocupada 

[El Chojin] No empieces... 

[Lydia] Porque no coges mis llamadas? 

[El Chojin] No empieces! 

[Lydia] Es que siempre me dejas sola en casa 
y vuelves a las tantas, además, 
hueles a colonia barata? 

[El Chojin] ¡Calla! 

[El Chojin] 
El primer golpe fue el peor, 
no tanto por el dolor como por el shock de la situación, 
esa noche él duerme en el sofá, ella no duerme nada, 
sueños rotos, lagrimas en la almohada... 

[El Chojin y Lydia] 
Quien iba a decir que sería así... El final del cuento de hadas 
Todo iba bien hasta que llegó... El final del cuento de hadas 
Nunca penso que podría pasar... El final del cuento de hadas 
A otra ella le tocó vivir... El final del cuento de hadas 

[El Chojin] 
Perdóname por lo de ayer, no sé que paso, 
Es que... no se, es el estrés del trabajo, 
el cansancio, estaba un poco borracho, 
perdóname, lo siento, sabes que te amo... 

Tras unos días ella recuerda el tema, 
como si fuera una lejana pesadilla, 
pensó en contarlo a sus amigas, pero no lo entenderían, 
además, son cosas de familia. 

[Lydia] Él me quiere, esas cosas pasan, 
y es verdad que a veces soy un poco bocazas... 

[El Chojin] Nace el bebe, una pequeña preciosa, 
pero él quería un niño y echa la culpa a su esposa... 

[El Chojin] Lo haces todo mal, y estas gorda, 
como pretendes que no me vaya con otras 

[Lydia] Pero... 

[El Chojin] Pero nada! Todo el día en casa acumulando grasas 
y no eres capaz de tener la cena preparada? 

[Lydia] Pero... 

[El Chojin] Calla! 

[Lydia] Pero... 

[El Chojin] Calla! Mira ¡no me obligues a que lo haga! 

[Lydia] Pero... 

[El Chojin] Calla! Te avise! Ahora habla! halba! habla! habla... 

[EL Chojin] 
Esta vez no se supo controlar, 
ella acaba en el hospital, 
tras tres días por fin escucha a sus amigas, 
y denuncia a la policía su tortura. 

La vida vuelve a sonreírle poco a poco, 
ella y la niña rehacen sus vidas casi del todo, 
un nuevo chico, un nuevo trabajo, 
un nuevo futuro, en un nuevo barrio. 

Pero el papel de un juez no es suficiente para detenerle a él, 
y un día de vuelta al portal, 
él la espera con un puñal, y le acuchilla, doce veces. 

Fué el final del cuento de hadas, 
un cuento real que se cuenta en cada ciudad, cada semana, 
es la nueva plaga, 
es el final del cuento de hadas... 

[Lydia] 
Quien iba a decir que sería así, el final del cuento de hadas 
Todo iba bien hasta que llegó, el final del cuento de hadas 
Nunca penso que podría pasar, el final del cuento de hadas 
A otra ella le tocó vivir, el final del cuento de hadas.



En esta canción como en algunas otras podemos ver como los cantantes aportan su granito de arena sacando a la luz y concienciando de esta situación que han sufrido, sufren, y luchamos para que no sigan sufriendo, muchísimas mujeres a lo largo de los años: la violencia de género.

Estas canciones nos permiten conocer y empatizar con las mujeres que se encuentran en situación de violencia de género, así como detectar mitos del amor romántico, y demás pautas de conducta que favorecen la aparición de relaciones interpersonales insanas, ya sea en el ámbito familiar, de pareja, laboral, etc..

Y es que cualquiera de nosotras podría ser una de esas chicas enamorada, cegadas por los mitos del amor romántico y las tradicionales costumbres de la sociedad patriarcal en la que vivimos, como creer o permitir que los demás, especialmente nuestras parejas, nos vean como posesión suya, debiendo obedecer sus indicaciones, permitiendo que nos digan con lo que debemos vestirnos o lo que no, que nos controlen a través de las redes sociales; que nos impongan sus pensamientos y costumbres, menospreciando los nuestros; que pensemos que todas estas circunstancias son normales, que son "cosas de familia" y debemos lealtad a la intimidad del ámbito familiar, siendo imposible que lo comentemos o lo denunciemos; perdonando golpes, insultos, vejaciones creyendo que no se volverán a repetir.

Mientras que el amor debe basarse en relaciones saludables en las que haya confianza y respeto por sobre todas las cosas entre sus componentes.

Para lograr mantener relaciones sanas y eliminar los diferentes tipos de violencia, debemos ser intolerantes ante la mínima seña de estas, ya que es muy importante actuar a tiempo. De lo contrario, las situaciones empeoran hasta extremos horribles, pues si le damos el poder a los demás sobre nosotras estamos perdidas. Únicamente nosotras somos quienes debemos tener derecho a decidir sobre nuestras vidas.

Todas/os debemos ser críticas/os con la sociedad y con las relaciones que mantenemos, realizando continuos exámenes que nos hagan replantearnos si nuestras interacciones personales son adecuadas, y defendiendo nuestros derechos en todo momento.

La verdad es que nos espera un arduo trabajo, ya que es necesario aportar un nuevo enfoque igualitario a través de los medios de comunicación, la música, el cine, la cultura, etc. para poder concienciar a la población de la importancia de mantener unas relaciones sanas y desnormalizar las situaciones de vulneración de los derechos de las mujeres, así como las situaciones de violencia de género, pues a lo largo del año las mujeres víctimas se convierten en números y seguimos sin eliminar estas conductas.

Por todo ello te invitamos a que te unas a nosotras aportando tu granito de arena en este camino hacia la igualdad, realizando tus exámenes críticos sobre la sociedad en la que vivimos y concienciando a todas aquellas personas que están a tu alrededor.


Por: Débora Sosa.

Entradas populares de este blog

Taller “Diversidad Afectivo-Sexual”, de Gamá a MJGC

Formación “Voluntariado con perspectiva de género”, por Mararía

Crónicas en un mundo patriarcal I