23 de Septiembre día internacional contra la explotación sexual y la trata de personas

Es fácil ver la prostitución al pasear de noche. Estamos acostumbradas y acostumbrados. Está normalizada. Sin embargo ¿nos solemos preguntar al ver a esas mujeres si han sido libres para tomar esa decisión o acaso están siendo traficadas y obligadas?

La trata de personas con fines sexuales mueve más dinero que las drogas en España. La cifra se estima en 5.000.000 de euros diarios. Nuestro “primermundista” y occidental país es el que tiene más mujeres y niñas víctimas de trata en toda Europa, y el tercero en el mundo. Duelen las cifras, duele conocer que aproximadamente nueve de cada diez mujeres prostitutas están obligadas, que han sido engañadas y que viven vigiladas, apalizadas, y amenazadas con matar a sus familias en su país de origen (la mayoría son rumanas, nigerianas y brasileñas, en ese orden). Las enamoran en sus países y su “novio” les promete el cielo en España y luego las cede a las mafias. O directamente sus padres o maridos, las venden a tratantes. Y eso duele. Y si duele saberlo, no podemos imaginar lo que duele vivirlo. La alienación, el miedo, la pérdida total de autonomía, de autoestima, de todo aquello que las hace humanas. Se convierten en cosas, en mercancía, en productos de consumo. Se convierten simplemente en cuerpos, máquinas de hacer dinero para otros.

Se hace imprescindible la voluntad política y la potenciación de la cooperación internacional para mejorar la situación de las mujeres en todos los países y hacerla más igualitaria, ya que es la falta de medios, educación y autonomía de las mujeres en numerosos países del mundo lo que las hace tremendamente vulnerables a estas mafias. Además es absolutamente necesaria la visibilización de este problema y la sensibilización con la situación de estas mujeres, que según las cifras actuales son la mayoría.

Trabajar las nuevas masculinidades y cobrar conciencia de qué es lo se puede estar “consumiendo” cuando se acude a estos servicios es uno de los pilares fundamentales para vencer esta lacra.

Denunciamos desde Mujeres Jóvenes de Gran Canaria la necesidad de implicación en la erradicación de las desigualdades entre mujeres y hombres a nivel global, que es la principal causa de este problema, y de muchísimos más. Nosotras seguiremos trabajando para ello. ¿Y tú?


Entradas populares de este blog

Escuela de Verano Violeta 2016

Taller “Diversidad Afectivo-Sexual”, de Gamá a MJGC

Formación “Voluntariado con perspectiva de género”, por Mararía