Día del Libro Feminista I

 En la asignatura Lengua y Literatura Castellana, se estudian 1376 personajes entre 1º y 4º de E.S.O., de los cuales 164 son mujeres y 1212 son hombres, es decir, las mujeres representan tan solo un 12 % del total (Ana López-Navajas, 2011).

La educación académica tiene una enorme influencia en la creación de referentes, y de identidades sociales y personales. Además, visibilizar las aportaciones de las mujeres es crear una visión diversa y plural de las mismas (es decir, una visión realista), que ayude a desmontar los estereotipos que hacen que se nos vea como homogéneas, sin ambiciones, superficiales... Una historia sin mujeres es un presente que cree que las mujeres no tienen nada que aportar.

Ama Ata Aidoo. Novelista, poeta, dramaturga y escritora de cuentos receptora de varios Premios internacionales por sus obras, así como de la comunidad educativa ghanesa y estadounidense en reconocimiento a su labor como ministra de educación de Ghana. Siempre preocupada por el papel de las mujeres en la sociedad, su obra está plagada de mujeres fuertes que rompen el estereotipo de mujer victimizada. Destacamos “Changes: a love story”, premiada con el Commonwealth Writers' Prize for Africa en 1992, y que versa sobre Esi, una mujer que tras casarse ha de enfrentarse a la decisión de ajustarse a lo que se espera de ella como esposa, o perseguir sus propias ambiciones personales.

Jane Austen. Novelista británica, autora del conocido “Orgullo y Prejuicio”, de la cual escribió Virginia Woolf: “sin presunción alguna […] puede decirse que es buen libro. […] Leí un par de páginas y no encontré señal alguna de que las circunstancias hubieran afectado a su trabajo. Tal vez fuera ese el mayor milagro, que una mujer, hacia 1800, escribiera sin odio, sin amargura, sin miedo, sin quejas, sin sermonear. […] Su talento y sus circunstancias se acoplaron a la perfección”.

Amma Darko. Ghana, 1956, Diseñadora industrial, y considerada una de las más importantes figuras de la literatura africana actual. Su primera novela es también es la más conocida: “Más allá del horizonte”, que nos habla también de la historia de una mujer migrante, esta vez desde Ghana a Alemania.

Ana María Matute. Escritora barcelonesa, quien fue la tercera mujer en ocupar un puesto en la RAE (en 300 años). Merecedora de varios reconocimientos, como han sido la creación del Premio “Ana María Matute”, en su honor, el Premio Planeta, el Premio Cervantes y el Premio Nadal, entre otros. Escribió su primera novela “Pequeño teatro”, con 17 años. Destacan también “Luciérnagas” y la trilogía “Los Mercaderes”.
Mariama Bâ. Una de las primeras escritoras que describió la vida de las mujeres africanas. Educada en una familia tradicional que no reconocía el derecho a la educación de las mujeres, tuvo que luchar para conseguir ser maestra de primaria, llegando a inspectora escolar regional. De su obra destaca “Mi carta más larga”, Premio japonés Norma para obras africanas en 1980, un libro que en menos de 200 páginas describe varias generaciones de mujeres, que viven contextos sociopolíticos diferentes, con lo que ello supone en cuanto a las dificultades que deben enfrentar. Es una crítica a varios aspectos de su contexto social (Senegal, segunda mitad del S.XX), y también un retrato de la sororidad y la resiliencia.

Dulce Chacón. Escritora española destacada por “La voz dormida”, libro que analizamos durante nuestro II Club de lectura. Esta novela cuenta la historia de un grupo de mujeres durante la posguerra española, encarceladas por haber apoyado y/o luchado con el bando republicano. Aquí Dulce Chacón pone en valor el papel que jugaron las mujeres durante la guerra civil, y después de la misma.
Bessie Head. Nacida en Sudáfrica, fue docente, periodista y escritora. A pesar de haber vivido una situación sumamente difícil, se consagró como la escritora de Botswana más importante (aunque de origen sudafricano, vivió en Botswana como refugiada durante 15 años, momento en que consigue la ciudadanía). De su obra, podemos leer en castellano “La coleccionista de tesoros”, un conjunto de relatos en los que se refleja la convivencia de la tradición y la modernidad en la Botswana de los 70 y 80, esto es, tras su independencia. Sus relatos están llenos de historias de mujeres, rebeldes, devotas… que intentan ocupar espacios y tener voz en un mundo machista, consiguiendo muchas veces convertirse en referentes de mujeres emancipadas y valientes.

Virginia WoolfEscritora británica y feminista, de las más destacadas del siglo XX. Entre sus novelas destacan “Orlando”, que trata temas tabú en la época, como la homosexualidad, e incluso la sexualidad femenina, y “La señora Dalloway”, donde relata la vida de la protagonista a través de un día de su vida, donde encuentra personajes de su pasado y revive relaciones anteriores. 

Entradas populares de este blog

Escuela de Verano Violeta 2016

Taller “Diversidad Afectivo-Sexual”, de Gamá a MJGC

Formación “Voluntariado con perspectiva de género”, por Mararía