La violencia de género en Europa



La violencia de género es definida por Las Naciones Unidas como “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.
La incidencia de la violencia de género en Europa ha sido recientemente investigada por la Unión de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), en un estudio cuyos resultados salieron a la luz el pasado mes de mayo de 2014, según el cual un 33% de las mujeres europeas entre 18 y 74 años ha sufrido algún tipo de abuso físico, una de cada diez ha sido agredida sexualmente y una de cada veinte ha sido violada alguna vez en su vida.
Estos datos se han obtenido mediante una entrevista entre una y dos horas de duración, realizada a 42.000 mujeres pertenecientes a los veintiocho países miembros de la Unión Europea, lo que lo hace el mayor estudio jamás realizado sobre violencia de género en el mundo.
Sin embargo, y a la vista de estos datos, solo el 14% de las víctimas de violencia de género denuncia a la policía la agresión más grave que haya sufrido.
A pesar de que la violencia de género en todas sus formas es un problema en toda la UE, el estudio recoge diferencias entre los diferentes países, a saber: las mujeres que aseguran haber sufrido violencia por parte de alguna pareja a partir de los quince años con un 52% en Dinamarca, 47% en Finlandia, 46% en Suecia, 45% en Holanda, 44% en Francia y Reino Unido, 19% en Polonia, 20% en Austria, 21% en Croacia, y un 22% en Chipre y España. No obstante coincide el mayor porcentaje con los países que han dedicado más recursos a concienciar contra este problema y a invitar a las mujeres que lo sufren a visibilizarlo, mientras que los países donde se observa una menor incidencia son países donde aún está muy extendida la visión de la violencia de género como un problema individual y personal que no debe airearse, según afirman lxs expertxs que han realizado el estudio.
Así pues es pertinente concluir que la incidencia de violencia de género en las parejas en España sea superior a un 22%.

Es necesario un compromiso social y político urgente para frenar esta lacra, un problema que la OMS califica de pandémico.
 #AsociatePorLaIgualdadDeGenero

Entradas populares de este blog

Taller “Diversidad Afectivo-Sexual”, de Gamá a MJGC

Formación “Voluntariado con perspectiva de género”, por Mararía

Crónicas en un mundo patriarcal I